El sueño de la vidente – Segunda parte

Antes de proseguir con la historia, recuerda las bases del concurso:

– Hazte fan en facebook de El Destino de Ámbar.
– Vota en los posts que saldrán semanalmente en nuestro blog y, muy importante, DEJA UN COMENTARIO EN ESTA MISMA ENTRADA para que sepamos que has votado (en el post anterior muchos fuisteis los que votasteis pero, al no dejar un comentario, nos vimos incapaces de tomar vuestros datos para añadiros al sorteo).
– Cada participante podrá votar una sola vez en cada post y cada uno de estos votos contará a la hora de realizar el sorteo. Es decir, si votas una sola vez tendrás una participación, pero si votas en los tres, tendrás tres participaciones para el sorteo.
– Los nombres de los ganadores se anunciarán el 31 de julio en nuestro blog y en nuestra página de facebook.

EL SUEÑO DE LA VIDENTE – PARTE 2

Página 3:

Llegas a la conclusión de que será mejor esperar a que tu madre se haya dormido para poder marcharte. Entiendes perfectamente su preocupación por ti, pero estás segura de que este enigmático sueño trata de desvelarte una forma de ayudar a las gentes del poblado y es perentorio que trates de hacer todo lo que esté en tus manos.

Por ello, regresas al camastro y te estiras dejando pasar un tiempo prudencial, hasta que consideras que tu madre ya habrá conseguido conciliar el sueño.

Es entonces cuando te incorporas y te diriges de nuevo al comedor, donde ya solo quedan brasas en la chimenea. Una vez allí, coges un par de objetos que consideras útiles, tratando de hacer el menor ruido posible: un odre con agua, una bolsita que contiene un par de raíces con propiedades curativas y tu inseparable compañero, el bastón de madera de roble que usas para apoyarte desde que perdiste la vista y que fue tallado con todo el amor que solo un padre puede profesar a su única hija.

Al salir al exterior de tu casa, la noche te recibe con su gélida caricia. El rumor de las hojas agitadas por el viento conforma un telón de fondo tan solo alterado por el monótono ulular de una solitaria lechuza. Tu aguzado sentido del oído también te permite percibir el rápido correteo de algún pequeño animal que se escabulle entre la hojarasca unas decenas de metros más al norte de donde te encuentras.

Es momento de que decidas adónde quieres que te lleven tus pasos en la búsqueda de respuestas. Por un lado, barajas la posibilidad de acudir a casa del druida del poblado, Kunagnos, para poder explicarle tu sueño con la esperanza de que consiga interpretar su significado. Llegar hasta allí sería una tarea realmente sencilla, pero temes que el Sabio del Roble no te considere merecedora de su atención y que pueda llegar a ignorar tu petición de ayuda. Por otro lado, piensas que también podrías adentrarte en el pequeño bosque situado al este del poblado para buscar a Idgrenn, una misteriosa mujer a la que se le presumen grandes poderes premonitorios. Estás casi segura de poder encontrar más respuestas si acudes a ella, pero viajar por el bosque a estas horas de la noche se podría considerar poco menos que un acto irresponsable y peligroso. Por desgracia, estás convencida de que es de vital importancia que actúes con la máxima presteza.

¡No olvides dejar un comentario en este post después de votar! Lo necesitamos para poder saber quién eres y poder otorgar, así, los premios al finalizar el concurso.

Tienes hasta el 9 de julio a las 22:00 horas para votar en este post.

 

18 thoughts on “El sueño de la vidente – Segunda parte

  1. Pues yo voy a por el druida. Si no consigue respuestas ahí, siempre tendrá la opción de ir al bosque después, pues se necesita menos tiempo que para ir y volver del bosque en caso de que Idgrenn no le ayude. Además, el riesgo de adentrarse en el bosque peligroso con una ceguera es alto e innecesario, en principio.

    Regla 1: Siempre hay que recorrer los mapas completos antes de cambiar de localización 😛

  2. (Veo que la peña le va el riesgo). Primero la muchacha se va de casa y ahora parece que se meter en un bosque lleno de peligros. Además de ciega esta muchacha es una insensata. Por favor chica, ve a visitar al Druida.

    1. Tal vez no te falte un poco de razón 😉 Todos sabemos que este tipo de cosas son las que diferencian a los héroes del resto de mortales (aunque también sabemos que el cementerio está lleno de héroes).

    2. Tal vez no te falte parte de razón, pero todos sabemos que estos actos son los que diferencian a los héroes del resto de mortales (aunque también sabemos que el cementerio está lleno de héroes).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *