El sueño de la vidente – Tercera parte

Antes de proseguir con la historia, recuerda las bases del concurso:

– Hazte fan en facebook de El Destino de Ámbar.
– Vota en los posts que saldrán semanalmente en nuestro blog y, muy importante, DEJA UN COMENTARIO EN ESTA MISMA ENTRADA para que sepamos que has votado.
– Cada participante podrá votar una sola vez en cada post y cada uno de estos votos contará a la hora de realizar el sorteo. Es decir, si votas una sola vez tendrás una participación, pero si votas en los tres, tendrás tres participaciones para el sorteo.
– Los nombres de los ganadores se anunciarán el 31 de julio en nuestro blog y en nuestra página de facebook.

EL SUEÑO DE LA VIDENTE – PARTE 3

Página 5:

Desde que la terrible enfermedad comenzó a hacer estragos, tu excepcional capacidad para percibir el dolor ajeno no ha hecho más que recordarte a diario lo mucho que padecen los habitantes del poblado. Alentada por el deseo de terminar con tanto sufrimiento, aferras con firmeza el bastón y te diriges con decisión a la espesura del bosque, no sin antes encomendar tu protección a la Madre Tierra.

Avanzas con cautela entre los vetustos robles que conforman el bosque donde esperas poder encontrar a la huraña mujer que se esconde en él. La visión te abandonó hace tiempo, pero tu conocimiento de la zona es encomiable y consigues avanzar por el intrincado terreno sin sufrir percances de ningún tipo. Al fin y al cabo, la oscuridad es tu constante compañera desde hace ya mucho tiempo.

De repente, escuchas el aullido cercano de varios lobos que claman a la luna con sus poderosas y amenazadoras voces. Aferras el bastón aún con más fuerza y consigues tranquilizarte ligeramente al sentir el tacto del valioso regalo de tu padre entre las manos. Continúas avanzando a través de la fría noche y, cuando crees que te será imposible encontrar a la mujer, una delicada voz femenina llega a tus oídos.

—Buenas noches, muchacha. ¿Qué te trae al bosque a altas horas de la noche?

—Busco a Idgrenn —contestas tratando de aparentar tranquilidad—. Necesito que interprete un sueño que he tenido, pues creo que en él se puede esconder el remedio al mal que sufre nuestro pueblo y deseo hacer todo lo que esté en mis manos para ayudar.

—Sígueme. —La voz de la mujer resuena clara tras unos segundos de silencio—. Yo soy Idgrenn, muchacha, la Diosa te ha guiado hasta mí. Vayamos a mi hogar, donde estaremos a salvo de los peligros de la noche.

Sigues a la enigmática mujer hasta llegar a una pequeña cabaña de madera, donde entráis, justo a tiempo, para resguardaros de una súbita, pero persistente llovizna. Mientras dejas la capa junto al fuego y bebes un sabroso caldo que Idgrenn te entrega, le cuentas todo lo relativo al sueño. Esta te escucha con atención y, cuando finalizas el relato, te responde con voz firme y serena.

—Tienes un corazón noble y valeroso. Debes saber que los dioses ya han escogido a alguien para que vaya en busca de respuestas y eso era, en parte, lo que revelaba tu sueño. Lamento que los dioses no hayan contado contigo para esta labor, pero debes saber que tú también puedes interferir en cierta manera si ayudas al elegido.

Tras decir esto, Idgrenn se levanta y regresa poco después a tu lado.

—En mi mano derecha llevo algo que protege a su portador, mientras que en la izquierda sostengo un objeto que mejora las capacidades de combate de aquél que lo posee. Escoge aquel que consideres más adecuado y entrégaselo al elegido cuando despunte el nuevo día.

 

¡No olvides dejar un comentario en este post después de votar! Lo necesitamos para poder saber quién eres y así poder otorgar los premios al finalizar el concurso.

Tienes hasta el 16 de julio a las 22:00 horas para votar en este post.

13 thoughts on “El sueño de la vidente – Tercera parte

  1. Me inclino por lo ofensivo. Pienso que un objeto que proporciona buen ataque será más difícil de conseguir… o de pagar 😉
    Ya lo veremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *